Vida nocturna, pubs y discotecas en Edimburgo

Para conocer bien una ciudad, es imprescindible vivirla por el día… pero también por la noche. A los edimburgueses les encanta salir a tomar unas copas y pasarlo bien, así que, desde más bien temprano, verás montones de gente en los bares. Las opciones son de lo más variopintas, así que aquí tienes una pequeña muestra de los lugares a los que puedes encaminarte cuando caiga la noche.

Como en tantas otras ciudades, en Edimburgo también son muy comunes los pubs irlandeses y, entre ellos, uno de los más famosos es Malones (Forrest Road, 14), no sólo por ser bastante grande, sino porque suele tener conciertos. Y, hablando de conciertos, otros buenos lugares para ver bandas en directo (y también dj’s) son Cabaret Voltaire (Blair Street, 36-38), Whistle Binkies (South Bridge, 4-6), Liquid Room (Victoria Street, 9C) o The Bongo Club (Holyrood Road, 37). En el apartado de música en vivo, están también otros sitios como The Jazz Bar (Chambers Street, 1), para tomar una copa a ritmo de jazz, o el curioso The Rat Pack (Shandwick Place, 25), un animado piano-bar situado al ladito de Princess Street.

Estando en Escocia, lo suyo es que al menos vayas algún día a beber una pinta a uno de sus bares de folk en directo, en los que cada noche diferentes músicos locales deleitan al personal con pegadizas y animadísimas melodías escocesas. Entre ellos está The Royal Oak (Infirmary Street, 1), un pequeño y pintoresco establecimiento de ambiente campechano donde no es raro que, al final de la velada, los clientes del bar acaben cantando al unísono junto al músico de turno alguna de las canciones populares. ¡Es muy divertido! Otra opción es Sandy Bells (Forrest Road, 25), un pub tradicional donde varios músicos se reúnen alrededor de una de las mesas del bar, al calor de unas buenas cervezas, para animar la velada tocando alegres ritmos escoceses. Encantador, de verdad.

Además de los locales de música en vivo, hay otros garitos para ir a tomar un cóctel, oír música o sentarte a charlar un rato. Están Frankenstein (George IV Bridge, 26), Jekyll and Hyde (Hanover Street, 112) o, uno de los mejores, The Three Sisters, que se encuentra en el 139 de Cowgate, una calle donde encontrarás algún que otro bar más. También la zona de Grassmarket tiene varios sitios para tomar unas cervezas. Muy cerquita de allí, concretamente en Victoria Street, se encuentra uno de los nightclubs más céntricos: el Espionage, para mover la pelvis al ritmo de las diferentes músicas (generalmente comerciales) de cada una de sus plantas. Otro club que puede gustarte es el estiloso Opal Lounge (George street, 51a), en la New Town. Y, ya que nos referimos a sitios con estilo, el bar del hotel Tigerlilly (George street, 125), que es bonito y perfecto para probar uno de sus cócteles o brindar con una copa de champán.

En cuanto a lo que se bebe por allí, pues, como imaginarás, mucha cerveza, sobre todo en los pubs, en los que también van y vienen pintas de sidra escocesa, vasos de whisky… En los clubs, además de copas (cuya cantidad de alcohol se sirve con un dispensador para no sobrepasar la dosis legal establecida), se despachan muchos combinados alcohólicos ya preparados, chupitos y, en ocasiones, mezclas imposibles hechas sobre la marcha de bebidas que nunca habrías pensado juntar. Sea como sea y bebas lo que bebas, ¡salud! o, mejor dicho, cheers!